Servicios ofertados

Investigación y valoración del daño social/problemática social

El conocimiento y análisis objetivo de las distintas áreas de la esfera social de la persona, es el primer paso para determinar el daño o problemática social en un diagnóstico social.

“El/la profesional del trabajo social evalúa con criterios objetivos y rigurosos y de manera leal y respetuosa tanto su trabajo como el que le corresponde hacer en equipo”
(Art. 29 del Código Deontológico de Trabajo Social).

La legislación vigente en torno a la valoración del daño, en el caso de los accidentes de tráfico -uno de los contextos de trabajo de este gabinete-, señala  que “El principio de la reparación íntegra tiene por finalidad asegurar la total indemnidad de los daños y perjuicios padecidos. Las indemnizaciones de este sistema tienen en cuenta cualesquiera circunstancias personales, familiares, sociales y económicas de la víctima, incluidas las que afectan a la pérdida de ingresos y a la pérdida o disminución de la capacidad de obtener ganancias.” (Art. 33, punto 2, Criterios generales para la determinación de la indemnización del daño corporal, Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, en BOE nº 228, 23-9-2015).


Informes sociales

El informe social es el documento resultado de la investigación científica de una situación social planteada; en este caso a partir de una experiencia crítica.

“Es un dictamen técnico que sirve de instrumento documental que elabora y firma con carácter exclusivo el/la profesional del trabajo social”
(Código Deontológico de Trabajo Social).


Peritaciones sociales. Informe social forense

El dictamen social pericial –también denominado informe social forense ó pericia social– es una medida de prueba en un procedimiento judicial.

Su emisión está sustentada en el artículo 335 de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC): “Cuando sean necesarios conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en el asunto o adquirir certeza sobre ellos, las partes podrán aportar al proceso el dictamen de peritos que posean los conocimientos correspondientes o solicitar, en los casos previstos en esta ley, que se emita dictamen por perito designado por el tribunal”. También puede intervenir a instancia de parte (privado).

La misma Ley señala que “El tribunal valorará los dictámenes periciales según las reglas de la sana crítica” (art. 348).


Testificación como experto

A partir de la emisión de un informe social pericial, el profesional puede ser requerido en un tribunal en su condición de perito: “Los peritos tendrán en el juicio o en la vista la intervención solicitada por las partes, que el tribunal admita. El tribunal sólo denegará las solicitudes de intervención que, por su finalidad y contenido, hayan de estimarse impertinentes o inútiles, o cuando existiera un deber de confidencialidad derivado de la intervención del perito en un procedimiento de mediación anterior entre las partes” (Art. 347 de la LEC).


Asesoramiento a profesionales

Profesionales de otras disciplinas o servicios (Medicina, Derecho, Policía, Protección Civil, Salud Mental, etc.) pueden requerir información, orientación o, incluso, formación sobre aspectos sociales vinculados a las situaciones críticas, con el objetivo de ofrecer una atención más completa e integral a las personas afectadas.